Una mejor distribución espacial de los fertilizantes permitiría reducir la contaminación sin afectar a las cosechas

Un reciente trabajo publicado en la revista Global Biogeochemical Cycles señala cómo una redistribución espacial de los fertilizantes aplicados a cultivos podría reducir sensiblemente la contaminación por nitrógeno sin afectar a las cosechas (Mueller et al. 2017). Este trabajo liderado por Nathaniel Mueller (Harvard University, USA) es el resultado de una colaboración internacional entre varios países en la que también han participado investigadores de la red REMEDIA. El trabajo ha sido resaltado por el Editor de la revista.

La distribución espacial eficiente de nitrógeno (N), u  “optimal allocation” en inglés, tiene como objetivo maximizar la eficiencia de una cantidad definida de N reduciendo las pérdidas al medioambiente (Figura 1). Esta metodología fue desarrollada por Mueller et al. (2014) y aplicada a los principales cereales en base a la base de datos previamente generada a escala global (Mueller et al. 2012) para el año 2000.

Lasslet

Figura 1. La línea azul muestra la “tradeoff frontier” que describe la máxima cosecha alcanzable a un nivel de surplus determinado tras relocalizar eficientemente los fertilizantes. Como se observa el surplus podría ser reducido sensiblemente sin afectar la cosecha o también sin modificarse el surplus, la cosecha podría ser incrementada. Esta figura corresponde a los resultados de 1994-2009. Los resultados de décadas anteriores pueden consultarte en el artículo (Mueller et al. 2017).

En este caso se ha estudiado la evolución de los patrones espaciales de eficiencia de uso del nitrógeno desde 1960 a 2009 a nivel de 12 grandes macro-regiones del mundo y para todos los cultivos agregados. Este estudio ha utilizado los datos obtenidos recientemente por Lassaletta et al. (2016) y publicados en los materiales suplementarios del mismo trabajo (link).

Mueller et al. 2017 concluyen que las mejoras agronómicas han aumentado significativamente la productividad de los cultivos durante las últimas cinco décadas sin embargo la eficiencia espacial en la aplicación de los fertilizantes se ha reducido en paralelo. Una redistribución óptima de los fertilizantes a escala global permitiría una reducción de las emisiones de N de hasta un 41% sin afectar a la producción global.

Los autores reconocen que llevar a cabo esta redistribución a escala global podría ser difícil desde un punto de vista práctico, sin embargo los resultados indican hasta qué punto la agricultura podría ser mucho más sostenible. Esta aproximación es conservadora debido a la resolución de la aproximación y la optimización podría ser mayor abordando la redistribución a escala local. Escalas más locales o regionales pueden ser mucho más adecuadas y además más eficientes para generar alternativas de manejo más fácilmente aplicables. Los mismos autores incluyendo también nuevos investigadores, continúan esta línea de trabajo para la agricultura mediterránea.

Referencias

Lassaletta, L., Billen, G., Garnier, J., Bouwman, L., Velazquez, E., Mueller, N.D., Gerber, J.S., 2016. Nitrogen use in the global food system: past trends and future trajectories of agronomic performance, pollution, trade, and dietary demand. Environmental Research Letters 11, 095007.

Mueller, N.D., Gerber, J.S., Johnston, M., Ray, D.K., Ramankutty, N., Foley, J.A., 2012. Closing yield gaps through nutrient and water management. Nature 490, 254-257.

Mueller, N.D., Lassaletta, L., Runck, B., Billen, G., Garnier, J., Gerber, J.S., 2017. Declining spatial efficiency of global cropland nitrogen allocation. Global Biogeochemical Cycles, 31.

Mueller, N.D., West, P.C., Gerber, J.S., MacDonald, G.K., Polasky, S., Foley, J.A., 2014. A tradeoff frontier for global nitrogen use and cereal production. Environmental Research Letters 9, 054002

Esta entrada ha sido redactada por los autores de Mueller et al 2017

Luis_Lassaletta2

 

 

Anuncios

Siglas, futuro y cambio climático

Si predecir los efectos y la magnitud del cambio climático en el futuro es complicado, predecir cómo nos vamos a comportar en el futuro los seres humanos para mitigarlo o adaptarnos es más bien asunto de bola de cristal. Por eso dentro del marco del IPCC (la comisión internacional de científicos que se dedican a evaluar el estado de la cuestión del conocimiento sobre el cambio climático) se han creado escenarios de futuro de referencia para que sirvan como base para estudiar impactos del cambio climático y su magnitud.  Son los Representative Concentration Pathways y los Shared Socio-economic Pathways, RCP y SSP por sus siglas en inglés.

RCP- el alcance del cambio climático (más información en van Vuuren et al. 2011)

Los RCP representan diferentes escenarios de intromisión de los gases de efecto invernadero (GEI) en el balance del calor que entra y sale en el sistema troposfera-superficie de la Tierra. Este flujo de calor se llama “radiative forcing” y le afectan factores tanto naturales como antropogénicos. Por ejemplo, aumenta si aumentan las concentraciones de gases de efecto invernadero y también cambia según la incidencia de la luz solar en el planeta o por cambios que afectan la energía absorbida por la superficie de la tierra (por cambio de uso del suelo, por ejemplo). Para los escenarios se utilizan los valores de radiative forcing relativos a las condiciones preindustriales (1750), no incluye albedo o polvo y se expresa en Watts por metro cuadrado (W/m2).

¿Por qué se utiliza este concepto y no otro más conocido como la concentración de CO2 para definir los escenarios?: La verdad es que las trayectorias de los escenarios son muy parecidas a las concentraciones atmosféricas de CO2 (Figura 1), porque de todos los factores que aumentan el radiative forcing son los gases de efecto invernadero los que más peso tienen y dentro de ellos, el CO2. Los científicos del IPCC utilizan el concepto de “radiative forcing” porque al incluir todos los factores es más exacto y más útil para aplicarlo en los modelos de convección atmosférica.

En total hay cuatro escenarios RCP y cada uno corresponde al radiative forcing proyectado para final del siglo XXI: 2.6, 4.5, 6 y 8.5 W/m2. El escenario de 2.6 es en el que menos aumenta la temperatura, el de 8.5 el que más. Para más detalles, la NASA ha elaborado unos espectaculares mapas globales de variación de temperatura en base a estos cuatro RCPs.

La gracia de estos escenarios es que no sólo han estado trabajando en ellos expertos en dinámica atmosférica sino de otras muchas disciplinas y han utilizados modelos que integran otras variables además de la atmosférica para definir sus características. No se trataba de hacer una predicción, sino unos escenarios con una lógica interna compartida para poder trabajar como base para hacer simulaciones de magnitudes de impacto, políticas de mitigación etc. Para hacernos una idea el RCP2.6 lo simularon teniendo en cuenta la implementación activa y global de políticas de mitigación, mientras que en el RCP8.5 no hay ni una. Los otros dos escenarios son situaciones intermedias. Población y consumo de energía fósil son otras de las variables de entrada que se tuvieron en cuenta.

El resultado de todo este trabajo es el que se puede ver en la figura 1. Los modelos dan información de los tres principales factores que influyen en el radiative forcing:

  1. Emisiones de gases de efecto invernadero, por ejemplo, la concentración atmosférica de CO2, como en la figura 1.
  2. Contaminación atmosférica (SO2, NOx, etc), que disminuye paralelamente en todos los escenarios, aunque en menor medida en el 8.5.
  3. Usos del suelo, en 2.6 se intensifica y se aumenta la superficie para producir agrocombustibles, mientras que en el 8.5 el aumento de superficie cultivada es proporcional al aumento poblacional. Rompiendo la dinámica que llevaban hasta ahora, en los escenarios intermedios se consideran reducciones del área agrícola y aumento de la superficie forestal.

galan1

Figura 1. Tendencias del radiative forcing (izquierda) según el escenario de RCP. Concentración atmosférica de CO2 (derecha) según el escenario de RCP.  Fuente: adaptado de van Vuuren et al. (2011).

Dentro de la lógica interna de los escenarios la variable que principalmente determina la trayectoria del radiative forcing es el consumo de combustibles fósiles. En la figura 1 se observa cómo el radiative forcing disminuye en algunos de ellos, ¿quiere decir esto que en los escenarios de futuro se contempla reducción del consumo de combustibles fósiles? La respuesta es no, sólo un poco en el escenario RCP2.6. La disminución del radiative forcing (y de la concentración de CO2) en los escenarios 2.6, 4.5 y 6 tiene que ver con que en el diseño de los escenarios se han incluido sistemas de captación y almacén de carbono. Hay mucha controversia con el desarrollo de estos sistemas a gran escala porque compiten con recursos (tierra, agua, capacidad de almacenaje, costes), con la seguridad alimentaria, con la biodiversidad e incluso con otras medidas de mitigación. Además, el éxito de estas medidas es incierto y entraña muchos riesgos (Fuss et al. 2014).

Es importante entender que los escenarios no son predicciones, sino el resultado de resumir las miríadas de escenarios de cambio climático que aparecen en la literatura. Esta es precisamente la función del IPCC, revisar la literatura científica sobre cambio climático, resumirla y publicarla en unos informes que representan el estado de la cuestión científico del momento en que se hizo la revisión. Estas revisiones se hacen cada cinco o seis años. Así que puede ser que con el tiempo (no mucho) el RCP2.6 se vea como muy optimista y el 8.5 como el más probable si todo sigue igual.

SSP- futuros socioeconómicos (más información en O’Neill et al. 2017)

Los desafíos para la implementación de medidas de adaptación y mitigación dependen de las características de la sociedad. ¿Cómo saber qué tipo de sociedad tendrá que enfrentarse a al cambio climático? ¿Qué medidas de adaptación considerará aceptables? ¿Cuántos recursos dedicará a frenar las emisiones? Para reflejar la magnitud del desafío de adaptarse y mitigar el cambio climático según el perfil socioeconómico de la sociedad también se han creado escenarios, los Shared Socio-economic Pathways (SSP). Estos escenarios se refieren únicamente a las características socioeconómicas de la sociedad, las relacionadas con el clima están exentas.  Por ejemplo, no va a adaptarse y mitigar el cambio climático de la misma manera una sociedad igualitaria, cooperativa y con grandes inversiones en fuentes de energía renovables (SSP1) que una sociedad desigual, cerrada y cuya principal fuente de energía sean los combustibles fósiles (SSP3).

Así como los RCPs son de naturaleza cuantitativa, los SSP son cualitativos. Son narrativas de diferentes alternativas de futuro, es decir, una especie de guiones de película que dan la pauta del comportamiento de los factores que dificultan o facilitan la adaptación y la mitigación. Estos factores tienen que ver con el crecimiento económico, la integración regional, la sostenibilidad social (equidad y governanza) y la sostenibilidad ambiental (conciencia ambiental y estilos de vida). La figura 2 representa de manera esquemática los SSPs respecto a la dificultad de la sociedad para adaptarse o mitigar el cambio climático.

galan2

Figura 2. Los cinco SPPs representando las diferentes combinaciones de desafíos para adaptarse o mitigar el cambio climático. Fuente: adaptado y traducido de O’Neill et al. (2017).

El argumento de cada escenario es el siguiente:

SSP1. Tecnologías respetuosas con el medio ambiente, energías renovables, instituciones que facilitan la cooperación internacional, baja demanda energética. Mejora del bienestar humano, flexibilidad institucional a todos los niveles.

SSP2. Desarrollo moderado como tendencia global aunque muy desigual entre e inter países.

SSP3. Desarrollo y conciencia ambiental limitados. El crecimiento de la población se estanca en países desarrollados. Dependencia de combustibles fósiles, lento cambio técnico y dificultad para conseguir cooperación internacional. Desarrollo humano limitado, bajo crecimiento de rentas, falta de instituciones efectivas (sobre todo para actuar entre regiones).

 SSP4. Desarrollo de  tecnologías low-carbon y una sociedad internacional bien integrada que permite su generalización. Políticas ambientales centradas en problemáticas locales en las áreas de nivel de renta medio-alto y grandes proporciones de población con niveles bajos de desarrollo y con difícil acceso a instituciones que lidien con estrés ambiental o económico.

SSP5. Fuerte dependencia de combustibles fósiles y falta de conciencia ambiental global. Desarrollo humano alto, crecimiento económico e infraestructuras potentes.

El objetivo de estos SSPs no es la comunicación entre científicos y políticos, sino que en combinación con los RCPs, sirvan como una herramienta para la comunidad científica, algo así como un marco común de referencia que puede ser actualizado, para poder llevar a cabo análisis integrados que sean de utilidad para el desarrollo de políticas climáticas. Por ejemplo, si quisiéramos hacer escenarios de medidas de adaptación de subida del nivel del mar, en el SPP1 contemplaríamos la opción de recuperar los ecosistemas de marismas, mientras que en el SPP3 como mucho contemplaríamos un muro en la costa y que las rentas más altas se irían a vivir a las cimas de las montañas y tocarían madera…

Además de los RCPs y los SSPs, se están desarrollando los representative agricultural pathways (RAPs), que están centrados en los impactos del cambio climático en la agricultura. Así que es posible que dentro de poco me vea escribiendo un post parecido a este…

Para acabar, estos escenarios están hechos por y para ser usados por modelizadores. Un modelizador es un investigador que hace experimentos sin un laboratorio. Tiene un mundo artificial (un modelo) lleno de efectos (ecuaciones) que interaccionan entre sí. Para hacer funcionar los modelos y experimentar con ellos hace falta tomar muchas decisiones, así que trabajos como el diseño de estos escenarios, aunque no son perfectos, son un paso para la transparencia del proceso.

Que tantos científicos hayan conseguido ponerse de acuerdo en un marco de análisis no es nada corriente y seguro que el esfuerzo ha sido enorme. Este es el pensamiento esperanzador que contrasta con la inquietud de observar los escenarios de las figuras 1 y 2 porque, aunque no sean para predecir el futuro, no puedo evitar preguntarme ¿cuál será el más probable?

Fuss, Sabine, Josep G. Canadell, Glen P. Peters, Massimo Tavoni, Robbie M. Andrew, Philippe Ciais, Robert B. Jackson, et al. 2014. «Betting on negative emissions». Nature Climate Change 4 (10): 850-53. doi:10.1038/nclimate2392.

O’Neill, Brian C., Elmar Kriegler, Kristie L. Ebi, Eric Kemp-Benedict, Keywan Riahi, Dale S. Rothman, Bas J. van Ruijven, et al. 2017. «The Roads Ahead: Narratives for Shared Socioeconomic Pathways Describing World Futures in the 21st Century». Global Environmental Change 42 (enero): 169-80. doi:10.1016/j.gloenvcha.2015.01.004.

Vuuren, Detlef P. van, Jae Edmonds, Mikiko Kainuma, Keywan Riahi, Allison Thomson, Kathy Hibbard, George C. Hurtt, et al. 2011. «The Representative Concentration Pathways: An Overview». Climatic Change 109 (1-2): 5-31. doi:10.1007/s10584-011-0148-z.

Dónde encontrar la base de datos de RCPs http://www.iiasa.ac.at/web-apps/tnt/RcpDb/

Dónde encontrar la base de datos de SPPs https://tntcat.iiasa.ac.at/SspDb/dsd?Action=htmlpage&page=about

Elena Galán del Castillo (Basque Centre For Climate Change, BC3)

elena_galan

logo_bc3

 

 

Jornada en el Ministerio sobre mitigación de gases de efecto invernadero en sistemas agrícolas mediterráneos (30 de Enero)

El próximo día 30 de Enero tendrá lugar, en el Salón de Actos del Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medioambiente (MAPAMA) (Plaza San Juan de la Cruz, 10) de 9:00 a 15:00, la Jornada de presentación de los principales resultados y conclusiones del Número Especial “Mitigation and quantification of greenhouse gas emissions in Mediterranean cropping systems” con particular foco sobre los estudios realizados en España.

1jornadas

2jornadas

El Número, de reciente publicación en la importante revista internacional Agriculture, Ecosystems & Environment, supone un hito investigador al mostrar las iniciativas más recientes en el ámbito de la mitigación de gases de efecto invernadero en sistemas agrícolas del mundo mediterráneo.

agee

En las últimas dos décadas, la mayoría de las iniciativas en el ámbito de la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero en sistemas agrícolas, se han sostenido en información y datos de investigaciones realizadas bajos climas templados. Sin embargo, un creciente número de estudios en clima mediterráneo muestra que los procesos y factores que determinan estas emisiones, las hacen significativamente diferentes que las de climas templados, por lo que los programas de mitigación nacionales e internacionales han de ser sensibles a esta realidad regional.

El número especial, cuya edición han coordinado los investigadores españoles Alberto Sanz Cobeña (UPM) y Luis Lassaletta (PBL, Holanda) consta de 14 artículos originales sobre la emisión y la cuantificación de gases de efecto invernadero en cultivos mediterráneos incluyendo la emisión de óxido nitroso, el secuestro de carbono y la emisión de metano. En el volumen han participado autores de las diversas regiones del mundo con clima mediterráneo incluyendo Estados Unidos, Chile, Australia y diversos países de la cuenca mediterránea además de especialistas de clima templado.

IMG_0564

Este trabajo supone una actualización y revisión del conocimiento sobre las particularidades de la mitigación de las emisiones en el sector agrícola en clima Mediterráneo. A lo largo del volumen se resaltan aquellas medidas que son específicamente efectivas en la región incluyendo el manejo del riego, los fertilizantes y la materia orgánica. También se confirman unos factores de emisión de óxido nitroso menores que en la región templada con potencial repercusión en las estimaciones nacionales de emisiones del sector.

A la Jornada han sido invitadas personas con responsabilidades estratégicas en el sector. Para poder asistir tenéis que enviar un correo con nombre, apellidos y DNI a:

ivanka.puigdueta@upm.es

Número especial sobre gases de efecto invernadero en el sector agrícola en España

Os anunciamos que el próximo número de octubre de la revista Mitigation and Adaptation Strategies for Global Change publicará el número especial Greenhouse Gas Mitigation in the Agricultural Sector in Spain que se ha publicado desde la Red Remedia. El número, que han editado los miembros de  la Red Jorge Álvaro-Fuentes (EEAD-CSIC), Agustin del Prado (BC3) y David Yáñez-Ruiz (EEZ-CSIC), está formado por los siguientes diez trabajos que se presentaron y seleccionaron durante el II Workshop Remedia celebrado en Zaragoza los días 11 y 12 de abril de 2013.

Leakage of nitrous oxide emissions within the Spanish agro-food system in 1961–2009. L. Lassaletta, E. Aguilera, A. Sanz-Cobena, G. Pardo, G. Billen, J. Garnier, B. Grizzetti

lasalet

Towards mitigation of greenhouse gases by small changes in farming practices: understanding local barriers in Spain. B. Sánchez, J. Álvaro-Fuentes, R. Cunningham, A. Iglesias

berta

Sustainable land management practices as providers of several ecosystem services under rainfed Mediterranean agroecosystems. M. Almagro, J. de Vente, C. Boix-Fayos, N. García-Franco, J. Melgares de Aguilar, D. González, A. Solé-Benet, M. Martínez-Mena

almagro

Influence of tree species composition, thinning intensity and climate change on carbon sequestration in Mediterranean mountain forests: a case study using the CO2Fix model. S. Alvarez, C. Ortiz, E. Díaz-Pinés, A. Rubio

alvarez

Carbon stocks in a Scots pine afforestation under different thinning intensities management. R. Ruiz-Peinado, A. Bravo-Oviedo, G. Montero,  M. del Río

ruiz-peinado

Factors affecting CO2 efflux rates and the stability of soil organic carbon storage in volcanic soils of the Canary Islands. C. M. Armas-Herrera, J. L. Mora, C. D. Arbelo, A. Rodríguez-Rodríguez

armas-herrera

Carbon conservation strategy for the management of pig slurry by composting: Initial study of the bulking agent influence. A. Santos, M. A. Bustamante, R. Moral, M. P. Bernal

santos

Development of a new model for the simulation of N2O emissions: a case-study on wheat cropping systems under humid Mediterranean climate. P. Gallejones, A. Aizpurua, M.A. Ortuzar-Iragorri, A. del Prado

gallejons

Soil moisture determines the effectiveness of two urease inhibitors to decrease N2O emission. A. Sanz-Cobena, D. Abalos, A. Meijide, L. Sanchez-Martin, A. Vallejo

albert

NUTGRANJA 2.0: a simple mass balance model to explore the effects of different management strategies on nitrogen and greenhouse gases losses and soil phosphorus changes in dairy farms. A. del Prado, W. J. Corré, P. Gallejones, G. Pardo, M. Pinto, O. del Hierro, O. Oenema

agusdelpr

Además, el número especial presenta un artículo introductorio (Greenhouse gas mitigation in the agricultural sector in Spain) en el que los tres editores invitados hacen una breve introducción a la investigación sobre mitigación de gases de efecto invernadero en el sector agroforestal en España.

Os deseamos que disfrutéis leyendo los artículos publicados en este número especial que ha sido posible no solo gracias al trabajo de los editores y autores sino también al trabajo de tod@s los soci@s de Remedia.

 

Jorge Álvaro-Fuentes, Agustin del Prado y David Yáñez-Ruiz

 

ANTIBIÓTICOS, GANADERÍA Y CAMBIO CLIMÁTICO

El otro día leí un artículo que hizo que mi mente se teletransportara a un rincón perdido en las montañas que me descubrió Luis. Luis es, probablemente, el último pastor auténtico que queda en los Pirineos. Anda de aquí para allá, echando un ojo a sus cabras, a sus vacas, a sus yeguas, a sus ovejas… Y como las ovejas no entienden de fronteras, también se encarga de controlar de vez en cuando algún que otro rebaño que se escapa del pastor y de los gendarmes. Incluso cuando desfallece algún montañero, por ahí aparece él, para hacerles mascar hierba de pedreguera y reponerse de la hipoglucemia.

Y es único no solo por eso, sino porque es de los pocos pastores que siguen recurriendo al conocimiento tradicional, a los saberes que le enseñó su abuelo, basados en el uso de plantas, para prevenir las enfermedades de su ganado, curarles las heridas y las infecciones, facilitar que entren en celo…

Sin embargo, Luis es un bicho raro en peligro de extinción. Ya no quedan casi pastores, y los pocos que quedan, hace tiempo que cambiaron el aceite de enebro por la enrofloxacina. “Es que tenemos 2000 ovejas en la finca, y 1000 están pariendo. No nos la podemos jugar” me dice Miguel, un extremeño enamorado de sus ovejas y sus burras que también es un bicho raro, porque los jóvenes que deciden ser ganaderos también son, a día de hoy, seres dignos de estudio.

Y claro, en realidad, el problema no es que haya pocos pastores, sino que el problema es que ahora para salir adelante tienes que tener 2000 ovejas y hacer mil papeles; hay que dar a los animales un determinado pienso, porque sino no engrasan igual y entonces no se venden igual; hay que concentrar los partos y tener tres parideras en dos años…Y con tanto cordero junto, al final las diarreas van que vuelan y la única solución acaba siendo recurrir a antibióticos y antiparasitarios.

El caso es, que todo esto vino a mi cabeza porque yo me acordé de Luis, y me acordé de Luis porque evita los antibióticos y el artículo que yo leía trataba sobre un estudio que había demostrado que el uso sistemático de antibióticos en ganadería no solo crea resistencias, sino que también aumenta la emisión de gases de efecto invernadero. Para demostrarlo, investigadores de las Universidades de Colorado y Helsinki administraron un antibiótico de amplio espectro y de uso común a un grupo de vacas con el objetivo de seguir el recorrido del antibiótico desde su administración en el animal. Lo que descubrieron fue que los residuos del antibiótico desechados en las heces, alteraban la microbiota del sistema digestivo de los escarabajos peloteros, coleópteros esenciales para completar el ciclo del carbono y para mejorar la fertilidad de los insectos, así como para combatir algunas plagas.

Por otro lado, también observaron que con el antibiótico las vacas desprendían 1,8 veces más metano (gas de efecto invernadero) en las heces. Además, en una entrevista realizada por la BBC a Tobin Hammer, uno de los responsables del estudio, este aseguraba que “es probable que los antibióticos aumenten también los niveles de metano eructado”, que es la forma principal por la que los rumiantes eliminan el metano, sin embargo, no pudieron medirlo en su estudio.

FullSizeRender

La noticia de la BBC concluía asegurando que este hallazgo suponía un golpe para los ganaderos, y yo pensaba en Luis, y en Miguel, y en Antonio… Y en tantos y tantos ganaderos que administran antibióticos porque sólo así pueden conseguir el nivel de producción que les exige el mercado para poder abastecerse de toda la cantidad demandada de productos de origen animal. Y en realidad, pensaba yo con mi mente refugiada en las montañas, debería ser un golpe para los consumidores, y estos deberían ser conscientes del impacto ambiental de los alimentos, pero eso, mejor, os lo cuento otro día.

Referencias:

Hammer, T.J., Fierer, N., Hardwick, B., Simojoki, A., Slade, E., Taponen, J., Viljanen, H., Roslin, T., 2016. Treating cattle with antibiotics affects greenhouse gas emissions, and microbiota in dung and dung beetles. Proceedings of the Royal Society of London B: Biological Sciences 283. doi:10.1098/rspb.2016.0150

Harrabin, R. (25 Mayo 2016). Cattle drugs could fuel climate change, study suggests. In BBC Science & Environment. Recuperado de http://www.bbc.com/news/science-environment-36368734

Autora: Lucía López Marco  (IAMZ-CIHEAM)

http://mallata.com/

foto-sobre-mi

Subida por

Agustin del Prado

CLICK AQUÍ PARA HACERTE SOCIO DE RED REMEDIA

SIGUENOS EN TWITTER, LINKEDIN , Youtube  y FACEBOOK

 

ANDALUCÍA, ¿AYUDANDO A CONTROLAR LAS EMISIONES DE GEI RECICLANDO EL PLÁSTICO?

¿Se recicla en la Agricultura?

Afortunadamente, la respuesta es SI. El sector está más comprometido que nunca con la correcta gestión de los residuos que genera (Caldeiro Jiménez, 2016). El Sistema Integrado de Gestión de Residuos Fitosanitarios (SIGFITO) ha sido un factor determinante en este asunto.

fig1

Figura 1 Recogida de residuos plásticos en España – distribuido por sector contribuyente (Sevigné-Itoiz et al., 2015)

Aunque las emisiones asociadas a la gestión de residuos plásticos puede parecer menos importante, cuando se compara a la contribución de los fertilizantes o las deyecciones ganaderas, si se toman en cuenta todos los problemas ambientales derivados de la mala gestión del plástico, y el hecho de que el sector agrícola es responsable de  >20% del residuo plástico que se genera en el país (Figura 1) debemos felicitar a Andalucía por tomar cartas en el asunto y haberse convertido en la única región de España con legislación específica sobre la gestión de residuos de plásticos agrícolas (Caldeiro Jiménez, 2016).

 

fig2

Figura 2 Distribución de cultivos protegidos en España

Dado que de las 17 comunidades autónomas, Andalucía es la región líder en el uso de plásticos para cultivos protegidos, cubriendo el 53% de las 113,997 HA cultivadas (Figura 2), no sorprende que el gobierno regional haya tomado cartas en el asunto.

Sin embargo, aunque celebramos esta legislación, es importante no olvidar que la gestión de este tipo de residuos depende de la calidad del plástico recuperado. Más aún, resultados recientemente publicados (Sevigné-Itoiz et al., 2015) han demostrado que aunque si bien es cierto que la correcta gestión de los residuos plásticos está en ascenso, algunos cambios se han traducido en un aumento de la exportación de los mismos a China, lo cual reduce la “sostenibilidad” del sistema, sugiriendo que queda un largo camino por recorrer y genera una pregunta que a este grupo de expertos le puede interesar responder, qué hace exactamente Andalucía con los residuos plásticos derivados de la actividad agrícola de la región?

Referencias

Caldeiro Jiménez, A., 2016. Nuevos tiempos para la gestión de los residuos plásticos agrícolas en Andalucía. RETEMA #190, Junio 2016; http://www.retema.es/static/media/images/revista/html/edicion-_190.html

Sevigné-Itoiz, E., Gasol, C.M., Rieradevall, J. and Gabarrell, X., 2015. Contribution of plastic waste recovery to greenhouse gas (GHG) savings in Spain. Waste Management, 46, pp.557-567. http://dx.doi.org/10.1016/j.wasman.2015.08.007

Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, 2012. Producción y consumo sostenibles y residuos agrarios.

Autora: Elena Pérez-Miñana Elena.perezminana@btinternet.com

 

Asamblea Remedia2016 (13 de Junio en UPM)

 

ETSIAAB (UPM), 13 de Junio de 2016

Asisten: Jorge Álvaro-Fuentes (Tesorero), Fernando Estellés, Agustín del Prado (Presidente), Mariluz Cayuela (remoto), Veronica Mosset (remoto), Ana Meijide, Elena Pérez Miñana y Alberto Sanz-Cobeña (Secretario). Se excusa Carmen Biel y Agustín Rubio.

Da comienzo la sesión a las 12:00 h.

  • Se anuncian las actuaciones futuras que se llevarán a cabo en los próximos meses. Se comienza por la descripción de la nueva web que llevará a cabo la empresa Muak Studio y que se verá finalizada el 31 de octubre de 2016. Alberto Sanz describe el proceso que se ha seguido hasta contar con un presupuesto definitivo para la web y un contenido base. Hace especial hincapié en la necesidad de que los socios se involucren en el desarrollo de la misma.
  • Actividades de difusión. Se incide en la necesidad de una mayor implicación en las actividades de divulgación de la Red, con el fin de fortalecer una de las señas de identidad de la Red. Se hace notar el descenso en entradas en el blog y la necesidad de que haya una implicación directa de, al menos, las personas que conforman la Junta Directiva de Remedia para escribir posts, buscar autores/as y temas.

Agustin del Prado comenta que otras vías de difusión y plataformas como Facebook y Twitter han funcionado bien el último año.

Se repasan las actividades de difusión que se han hecho en colegios, Semana de la Ciencia y similares y se motiva a continuar en el futuro con este tipo de actividades.

  • Relacionado con el descenso en la actividad de difusión de la Red, se comenta la posibilidad de buscar financiación para contar con los servicios de una persona que se encargue de todas las actividades de difusión y comunicación de la Red.
  • Jorge Álvaro informa sobre la situación de las cuentas de la Red y sobre los gastos previstos para este año.
  • Respecto a las cuotas, se concluye y aprueba que se ha de realizar un pago anual que se realizará durante los dos primeros meses del año. Para recibir el descuento en la inscripción de los Workshops se habrán tenido que abonar las cuotas de los dos últimos años. Se mantendrán las cuotas en cuantía y se intentará que se domicilien. Se ha de realizar un recordatorio del pago. Se escribirá un post informativo con estas novedades.
  • Propuestas de gasto para el próximo año. Se propone convocar unos premios de la Red a la mejor Tesis Doctoral sobre mitigación (tendrán que mandar un resumen para el blog); al socios/as con mayor actividad de difusión de la Red (mayor número de posts. Sin incluir las personas que pertenecen al comité editor del blog) y un último premio al compromiso mitigador (persona fuera del ámbito científico).
  • Próxima reunión: Barcelona (IRTA). Se informa de la información recibida desde el grupo de Robert Savé. Se informa que el comité organizador estará formado por las 4 personas organizadoras de los anteriores workshops y 3 o 4 personas de la organización local. Se escribirá un post próximamente con las primeras informaciones al respecto.
  • Ruegos y preguntas. No hay.
  • Se informa de la intención del INIA de crear una plataforma científica sobre mitigación de GEI en agricultura. Se informa que había prevista una reunión con el INIA el mismo 13 de junio de 2016 pero que se suspendió 72 horas antes de su celebración.

Se levanta la sesión a las 13.30 h.

Información subida por:

Agustin del Prado (BC3) (coordinador de la RED REMEDIA)

 

La Comunicación del cambio climático ¿Lo estamos haciendo bien?

El cambio climático suele ser noticia cuando se bate algún record, tras fenómenos extremos (inundaciones, sequías, etc.) o durante las cumbres mundiales, como la que está teniendo lugar en París estos días. Pero ¿no deberíamos prestarle la atención que merece un “reto global” para la sociedad de forma más continua? ¿Deberíamos reflexionar sobre cómo se puede comunicar la ciencia del cambio climático para que ésta sea catalizadora de cambios sociales y económicos necesarios?

Se puede discutir si el periodismo debe coadyuvar a formar a la ciudadanía en comportamientos sostenibles, pero lo que, sin duda, debe hacer es informar con rigor y responsabilidad. Los medios de comunicación deben promocionar la difusión de las claves científicas del cambio climático, de modo que la sociedad bien informada sea capaz de identificar una información útil y de calidad. Al igual que existen principios editoriales para algunos temas (p.e. “igualdad de género”), sería deseable incluir principios editoriales de “sostenibilidad” como un requisito exigible a los medios de comunicación, especialmente a los públicos, para fomentar una visión de la adaptación y la mitigación del cambio climático acorde con su consideración de reto global.

Hay cosas que cambiar en el tratamiento periodístico de las noticias ligadas al cambio climático. Las imágenes más conocidas se relacionan con espectaculares glaciares en retroceso o con el carismático oso polar. Pero estas imágenes pueden generar la percepción errónea de que el problema que nos ocupa es algo lejano en el espacio, no relacionado con nuestro día a día. Por otro lado, los medios buscan el mayor impacto de las noticias y en consecuencia, en ocasiones ofrecen una información alarmista que, lejos de aumentar la conciencia y la llamada a la acción, genera parálisis y apatía en la sociedad como receptora de noticias.

contaminacionCC

Enmarcar el reto del cambio climático en catástrofes y riesgos, más que en soluciones, no ayuda a llenar el vacío entre toma de conciencia social y una disposición a actuar desde lo local, además de exigir una mayor responsabilidad a las administraciones públicas. Al contrario de lo que ocurre magnificando el catastrofismo, el periodismo debe provocar en la sociedad la sensación de que también desde lo individual se puede luchar contra el cambio climático. Hay que hacer atractivas desde y para el periodismo las noticias relacionadas con las apuestas serias que van en el buen sentido (energías renovables, reducción de consumos y distancias, reciclaje efectivo, transporte público, etc.) y distinguirlas de las apuestas superficiales y sensacionalistas.

La necesidad de información que eduque y sensibilice sobre la sostenibilidad y el reto del cambio climático choca con la realidad de un periodismo en condiciones cada vez más precarias. Hoy tenemos menos periodistas expertos en ciencia y medio ambiente en los grandes medios, así como menos agencias de comunicación especializadas debido al efecto de la crisis. Existe una dificultad objetiva de generar información que llame a la transformación del modelo social y económico causante del cambio climático. Ésta se debe a varias razones, entre ellas la necesidad de cuestionar el modelo de producción, transporte y consumo actual que perjudica a lobbies financieros que pueden seriamente influenciar las líneas editoriales de los grandes medios de comunicación.

También los científicos tienen su parte de responsabilidad. Muchos investigadores, especialmente los más jóvenes, tienen una falta de preparación preocupante para comunicar su labor a la sociedad. Subyace una cuestión previa importante, la disposición que deben tener los investigadores para esa comunicación. Los científicos debaten de forma abierta dónde poner el límite entre la información y la opinión en la socialización de un conocimiento científico que debe estar en continuo dinamismo. Hay algo claro: la información científica tiene que ser objetiva y rigurosa, y junto con ello quien hace ciencia tiene que transmitir, desde su conocimiento en la materia, su opinión al respecto como incitación a la reflexión, en la sociedad y en las instituciones. Nunca habrá seguridad al 100% en las proyecciones (no existe el riesgo cero), pero el principio de precaución es suficiente para opinar, y actuar, a pesar de las incertidumbres asociadas.

DSC_1581

Abriendo REMEDIA a la sociedad

Es crucial que investigador y periodista desarrollen una confianza mutua. Igualmente, es vital que los científicos cuenten con gabinetes de prensa que faciliten la comunicación y canalicen la relación con los medios. Desgraciadamente, la crisis como excusa, está mermando muchos de los recursos dedicados a la diseminación y comunicación de la ciencia debido. Éste es otro triste resultado de los recortes por el cual todos salimos perdedores: científicos, profesionales de la comunicación y sobre todo, la sociedad como receptora de información rigurosa.

La Cumbre del Clima de París ha conseguido, por un par de semanas, atraer un gran foco mediático. En este contexto no debemos dejar la oportunidad de reflexionar sobre cómo se han tratado informativamente las noticias derrotistas tras anteriores Cumbres del Clima y, sobre todo, tras la ‘gran decepción’ de la Cumbre de Copenhague en 2009. Depende de cómo se trate el esperado acuerdo resultante de París, es posible que la ciencia del cambio climático se resienta tras una posible resaca derrotista. Por el contrario, un acuerdo ‘suficientemente exitoso’ puede fomentar la concienciación social sobre la necesidad de luchar contra el cambio climático y generar una nueva cantera de investigadores y periodistas ambientales, algo totalmente necesario.

En definitiva, debemos sentar las bases para una mayor y mejor comunicación entre la ciencia, los medios y la sociedad como receptora de información. Para que nadie sea un mero observador. Tenemos que actuar conjuntamente. El cambio climático no espera.

Unai Pascual (Basque Centre for Climate ChangeBC3) y 13 científicos, académicos del área de la comunicación y profesionales del periodismo ambiental y científico

Firman el presente artículo integrantes del comité científico y ponentes del Klimagune Workshop 2015 (Bilbao, 23 Noviembre 2015)

DSC_0153b

Científicos sobre cambio climático y medio ambiente global:

Dr. Max Boycoff (University of Colorado-Boulder, EEUU)

Dr. Iñaki Antigüedad (Catedrático de Hidrología, Universidad del Pais Vasco, UPV-EHU)

Dr. José Ramón Díez (UPV-EHU)

Dr. Sergio Faría (Basque Centre for Climate Change, BC3)

Dra. Elena Ojea (Basque Centre for Climate Change, BC3)

Dr. Ignacio Palomo (Basque Centre for Climate Change, BC3)

Dr. Agustín del Prado (Basque Centre for Climate Change, BC3; RED REMEDIA)

Aitxiber Zallo (Técnica de Sostenibilidad UPV-EHU)

Académicos del área de comunicación y profesionales del periodismo ambiental y científico (ponentes invitados en el Klimagune Workshop 2015):

Dr. Bienvenido León (Facultad de Comunicación, Universidad de Navarra)

Eva Caballero (La mecánica del caracol, EITB)

Miguel González Corral (El Mundo)

Inaki Petxarroman (Berria)

Dra. Maria Josep Picó y Garcés (Periodista Ambiental y Científica, Universitat de València)

Artículo integramente publicado en EFEverde (12/10/2015)

EfeverdeKlimagune2015

Algunos tweets del Klimagune Workshop 2015 (Bilbao, 23 Noviembre 2015)

Información subida por

Agustin del Prado

CLICK AQUÍ PARA HACERTE SOCIO DE RED REMEDIA

SIGUENOS EN TWITTER, LINKEDIN , Youtube  y FACEBOOK

REMEDIA se va acercando a su encuentro anual

Cada vez queda menos (¡56 días!) para que nuestra Red celebre su IV Workshop. Como ya sabéis quienes seguís este blog, hemos y seguimos trabajando para que nuestro encuentro anual sea un éxito científico y de participación.

En nuestro trabajo de organización hemos cerrado el plazo para el envío de resúmenes (muchas gracias a tod@s por vuestras aportaciones. Como se ha reiterado, sin este impulso REMEDIA no sería posible), y nuestro comité científico (gracias también a sus miembros) ya está emitiendo sus evaluaciones. En breve tendremos todas, y procederemos a elaborar el programa definitivo del Workshop.

poster remedia Madrid 2015

Los cinco talleres van poniéndose a punto de la mano de sus coordinadores y nuestra Mesa Redonda sobre Mitigación va tomando forma con varios invitados confirmados. Personas que trabajan en el ámbito de las instituciones, científico, ONGs, cooperativas de agricultores y ganaderos, etc. Y que deseamos nos permitan asistir a, y participar de, un interesante debate en torno a los retos a los que se enfrenta la mitigación de GEI en el sector agroforestal.

El trabajo en intentar atraer a investigador@s latinoamerican@s comienza a dar sus frutos y es muy posible que contemos con participantes de Méjico, Costa Rica y Brasil.

Remedia2014_Jueves-39

Desde el punto de vista logístico, animaros a que os inscribáis y realicéis el pago correspondiente antes del 22 de Febrero, después de esa fecha la cuota de inscripción se verá incrementada en 50 euros. Ya sabéis que para realizar la inscripción tenéis que utilizar la web del congreso: www.redremediaworkshop.org

En el mismo sitio web encontraréis las opciones de alojamiento que hemos pensado mejores para vuestra estancia en Madrid. Os recomendamos que no tardéis demasiado en reservar habitación ya que el número de las mismas con precio especial es limitado.

Es todo por el momento. Para cualquier duda acerca del Workshop, no dudéis en contactarnos a través del correo electrónico remedia2015.agronomos@upm.es

Un saludo afectuoso,

Alberto Sanz Cobeña

Coordinador del Comité Organizador del IV Workshop REMEDIA

Se buscan expertos para participar en la evaluación técnica de las Directrices de inventarios del IPCC

Deade la OECC nos llega esta información de especial relevancia para los miembros de REMEDIA:

El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC) ha abierto un periodo para nominar expertos para trabajar en una revisión de las Directrices para los Inventarios de GEI.

IPCC

El trabajo se desarrollará inicialmente a lo largo del año 2015 y se llevará a cabo a través de un cuestionario on-line en febrero de 2015 y de dos reuniones de expertos en junio y julio de 2015, sobre energía, IPPU (Industrial Processes and Product Use), residuos y AFOLU (Agriculture, Forestry and Other Land Use). Posteriormente el Equipo Especial sobre Inventarios (TFI) de GEI del IPCC considerará los resultados para una futura revisión de las directrices para los inventarios nacionales de GEI.

sistemainvenarioespana

Fuente: http://www.magrama.gob.es/es/calidad-y-evaluacion-ambiental/temas/sistema-espanol-de-inventario-sei-/#

Por este motivo, el IPCC se ha dirigido a los puntos focales nacionales (la OECC en España) solicitando nominaciones de expertos para este trabajo. Los perfiles requeridos de los expertos son aquellos con amplios conocimientos y experiencia en elaboración de los inventarios nacionales de GEI, revisores de inventarios bajo la CMNUCC, autores de las Guías del IPCC, etc.

Se adjuntan los Términos de Referencia de este trabajo de evaluación técnica de las directrices para los inventarios nacionales de GEI Attachment_I_TOR_2015_technical_assessment, así como el formulario Attachment_II_Nomination_Form (fichero excel) que hay que rellenar con los datos de contacto y áreas de experiencia del nominado, y datos de contacto del “nominador”. Se debe adjunta también un breve C.V. en inglés de cada nominado.

Hay que subrayar que, al igual que en anteriores procesos de nominación de autores y expertos para el IPCC, la OECC no tiene disponibilidad para aportar recursos financieros para cubrir los gastos que se puedan derivar de las nominaciones que finalmente resulten seleccionadas, y que estos deben ser garantizados y cubiertos por la institución proponente u organismo donde el experto nominado esté afiliado.

La OECC, como  miembro de la Comisión de Coordinación de Políticas de Cambio Climático, le solicita que, en caso de que tengas alguna(s) propuesta(s) de nominación, les hagas llegar el correspondiente formulario (uno por nominado) cumplimentado en inglés (excepto la sección A.2 “Contact Person for All Nomination” que corresponde a los datos de la OECC como punto focal nacional del IPCC) por correo electrónico a la dirección JRPicatoste@magrama.es, con copia a AVelasco@magrama.es, antes del próximo 21 de enero de 2015 (fecha límite). Nosotros nos encargaremos de hacer llegar al TFI el conjunto de las nominaciones españolas.

Para cualquier aclaración o información adicional podéis contactar con D. José Ramón Picatoste (JRPicatoste@magrama.es, teléfono 91 436 15 42) o Aída Velasco (AVelasco@magrama.es, 91 436 14 98)

 

Información subida por:

Agustin del Prado (@AgusBC3)

CIFRAS Y LETRAS DE REMEDIA2014

Visita nuestra página web del workshop de REMEDIA 2015

 remediaworkshop2015_1

logo

CLICK AQUÍ PARA HACERTE SOCIO DE RED REMEDIA

MADRID 2015

SIGUENOS EN TWITTER, LINKEDIN , Youtube  y FACEBOOK