Artículo| Land-based negative emission technologies (NETs): una herramienta necesaria y urgente para la mitigación del cambio climático

El pasado mes de mayo se publicaron de forma conjunta en la revista Environmental Research Letters tres artículos cuyo objetivo era analizar el papel de las tecnologías de emisiones negativas (o NETs por sus siglas en inglés) en la mitigación del cambio climático. Así, el primer paper trata de proporcionar una vision general sobre las diferentes NETs, sintetizando los resultados expuestos en los otras otras dos partes y asímismo realizando un análisis sobre los aspectos éticos que afectan a las NETs. En este primer artículo también se explica la metodología seguida, que básicamente ha consistido en una revision sistemática (figura 1) de toda la literatura disponible hasta el momento. Así, para su desarrollo, se requirieron dos expertos por cada una de las NETs analizadas, así como expertos en tratamiento de grandes volúmenes de datos e infografía. El segundo paper se centra en los costes, potenciales y efectos secundarios de cada NET, si bien es cierto que en la primera parte de este artículo se realiza un profundo análisis sobre el papel de las NETs, especialmente los BECCS, en los diferentes escenarios de emisiones de CO2 y de consecución de los diferentes objetivos climáticos (1.5 °C y 2 °C). Por último, la tercera parte se centra en el estado del la investigación de cada una de las NETs, haciendo especial hincapié en el upscaling.
Sigue leyendo

Anuncios

Artículo| ¿Qué fertilizante aplicar en cultivos de secano del centro de la Península? La elección sostenible

Muy bonitos esos gráficos, ¿Pero por qué no nos decís que tenemos que echar en cada cultivo? Seguro que muchos/as científicos/as del campo de la agronomía nos hemos enfrentado a este tipo de preguntas cuando hemos participado de jornadas o conferencias en un ámbito más divulgativo, con profesionales del sector. O incluso con representantes de las Administraciones. Y razón no les falta, muchas veces nos vamos con la sensación de que nuestras publicaciones, pese a su valía científica, adolecen de conclusiones prácticas, aplicabilidad o una visión más global (y no sólo a escala local o de un cultivo concreto). Estas preguntas, y otras similares, nos las formulan en relación a muchas estrategias de manejo controvertidas, especialmente desde el punto de vista económico. Por ejemplo, los inhibidores de la nitrificación y/o ureasa… Eso de las emisiones está muy bien, pero ¿voy a tener más kilos de grano?” “¿Cuánto me va a costar eso?” “¿Funciona en todos los cultivos, en años húmedos y secos?”.
Sigue leyendo

Artículo| El 70 % de las emisiones de CH4 en arrozales del Delta del Ebro tienen lugar durante la post-cosecha

Los arrozales (figura 1) son una de las principales fuentes de metano (CH4) de origen antropogénico de manera que aumentar la precisión en las estimaciones de emisiones de CH4 es fundamental para identificar y diseñar estrategias de mitigación del cambio climático. Para determinar prácticas de mitigación efectivas es necesario, por una parte, conocer el patrón temporal de emisiones y por otra, tener una mayor comprensión de las complejas interacciones ambientales y agronómicas que determinan las emisiones de CH4.
Sigue leyendo

Opinión|Divulgar para concienciar. Por un cambio en el paradigma de la investigación científica actual

Tengo la percepción de que, en relación al Cambio Climático, la sociedad ha pasado de no creerse lo que los científicos llevaban advirtiendo durante décadas a directamente considerar que ya no se puede hacer nada para, si no solucionarlo, por lo menos mitigarlo. En los dos casos la actitud es la misma: no hacer nada. La pasividad y continuar con nuestro estilo de vida.

En esta proceso se ha obviado la etapa fundamental, que considero que es en la que estamos ahora: el problema es grave, pero si se actúa de manera contundente y a escala global sería posible mitigar los efectos del Cambio Climático, y hacerlos “soportables” tanto para el ser humano como para el Planeta entero.

dibujo portada con título .jpgAhora bien, para ello es absolutamente necesario que la sociedad esté concienciada. En ese proceso de concienciación intervienen muchos actores (representantes políticos en los distintos parlamentos, Gobierno, funcionarios, ONGs, etc), pero hay uno que quizá tenga que hacer bastante autocrítica. La Ciencia.

Hagamos autocrítica

Aunque ahora es cierto que la situación ha empezado a cambiar, durante mucho tiempo el proceso de una investigación científica terminaba en una publicación, generalmente en inglés, en una revista científica. Y ya. Una vez publicada, se pasa a otra investigación. Creo que se ha obviado durante mucho tiempo el objetivo fundamental de la Ciencia, que es el de contribuir al bienestar de la sociedad, dando respuesta a sus preguntas y tratando de resolver sus problemas. Hemos obviado el último paso que debería tener una investigación, el de explicarla a la sociedad, que ésta la entienda. No solo es una obligación moral, sino también económica, porque generalmente son los ciudadanos de a pie quienes con sus impuestos pagan nuestras investigaciones. Se merecen, por tanto, una explicación.

El peso de la divulgación en el currículum

Obviar la divulgación no ha sido una actitud que haya nacido de forma espontánea, sino que aquí el Gobierno y las distintas entidades políticas tienen una gran parte de la responsabilidad. Mientras se siga otorgando mucho mayor peso en el currículum a las publicaciones científicas en relación a la divulgación y concienciación de la sociedad esta situación no podrá ser revertible. Mientras no haya una mayor financiación para la orgadibujo tema 7.jpgnización de actividades de concienciación seguiremos estancados en esta situación.

Formación en comunicación y divulgación

En la formación de un investigador la parte correspondiente a las aptitudes comunicativas es irrisoria, cuando no inexistente. Por ello, es perfectamente comprensible que un investigador tenga reparos para emprender actividades de concienciación y divulgación. Sí, es muy bueno saber investigar, pero es igualmente bueno saber explicar tu investigación. Las universidades o centros de investigación tienen la tarea pendiente de implementar la formación de sus investigadores en comunicación y divulgación.

Bajar de la torre de marfil

Tengo la sensación de que, en muchas ocasiones, los científicos estamos inmersos en nuestra burbuja (que algunos llaman “torre de marfil”) de publicaciones, sexenios, congresos, índices de impacto, número de citas y rankings varios. Fuera de esa vorágine en la que estamos inmersos hay una sociedad que evoluciona, que exige transparencia, respuestas, que tiene ilusiones y decepciones. Y tenemos que estar atentos a ellas, porque si investigamos para la sociedad obviando lo que opina y siente, esto no hará más que incrementar la brecha ciencia-sociedad que ya de por sí es bastante grande.

Colaborar, no competir

La carrera científica es en gran medida competitiva. Uno mismo tiene que competir con sus propios compañeros para obtener una plaza, un proyecto, una beca… Bajo mi punto de vista esto contradice el espíritu científico, puesto que los mayores logros de la humanidad han surgido de la colaboración y el intercambio de conocimiento. Mientras estemos enredados en la competición no estaremos en la sociedad, divulgando y concienciando.

Multidisciplinariedaddibujo tema cierre

Un problema ambiental no solo requiere de científicos relacionados con el medio ambiente para solucionarlo, sino que requiere de otras ciencias (económicas y sociales) que nos permitan entender el problema y solucionarlo. En este sentido, la separación entre ciencias experimentales y sociales debe desaparecer y generar equipos de científicos provenientes de distintas áreas de conocimiento y que permitan abordar los problemas desde una perspectiva holística. Así pues, la concienciación de la sociedad a través de la divulgación y la comunicación de la Ciencia debería hacerse desde esta perspectiva integrativa. No hay que olvidar que la gran mayoría de los problemas a los que nos enfrentamos obedecen a causas de naturaleza multifactorial.

Cambio en el paradigma

Todos estos puntos implican un cambio en el paradigma de la forma en la que se lleva a cabo la Ciencia. Frente a competir, colaborar, frente a la soledad de un despacho el diálogo con la gente, frente al silencio la comunicación.

Algunos pensarán que esto es una utopía. Personalmente, creo que no lo es. Es cierto, es difícil de llevar a cabo, pero lo que está en juego es el futuro de millones de personas y de la vida en el Planeta tal y como la conocemos. Nos jugamos demasiado. Empecemos a cambiar este paradigma, ¿Te unes al cambio?

NOTA DEL AUTOR: imágenes realizadas por el artista granaíno David de Miguel Ángel para la Tesis Doctoral de José Luis Vicente Vicente. Las imágenes están protegidas por derechos de autor.

José Luis Vicente Vicente

Doctor en Ciencias Ambientales