Razones de peso para mitigar el cambio climático

Recientemente leí este artículo (Perez et al., 2015) sobre el cambio climático registrado en la Comunidad Valenciana en los últimos 60 años. Creo que sus conclusiones son muy relevantes, no tanto por el cambio que ya se ha producido, sino porque confirma la tendencia de cambio climático prevista a nivel regional para España por AEMET (http://www.aemet.es/en/elclima/cambio_climat/escenarios), y que puede tener repercusiones muy relevantes en el sector agroforestal.

Cuando se comunica a la sociedad los principales efectos del cambio climático tengo la impresión de no acabamos de visualizar el problema. Todos sabemos lo del incremento de temperaturas, el aumento de fenómenos climatológicos extremos, el deshielo de los glaciares o el aumento del nivel del mar… Pero creo que nos cuesta imaginarnos cómo nos va a afectar en la práctica, es decir, cómo será un futuro en un escenario de cambio climático. Sin embargo, el cambio climático está teniendo ya efectos regionales y los va a tener en nuestras vidas.

Este artículo, publicado en Atmospheric Research en 2015, a través de una revisión de datos desde 1948 hasta 2011, confirma el cambio climático registrado en la Comunidad Valenciana. El incremento de temperatura oscila alrededor de 1ºC, pero es más acusado en las zonas montañosas (de hasta 2ºC). En los valles el incremento en promedio es menor (alrededor de 0.3ºC), habiéndose registrado incluso descensos de temperaturas en los meses de invierno en algunos observatorios. Esta diferencia entre zonas montañosas y valles parece deberse a los cambios en los patrones de presiones atmosféricas y el régimen de vientos. Más concretamente, se cree que estos cambios están favoreciendo la estabilidad atmosférica y por tanto los fenómenos de inversión térmica (menor temperatura en las zonas más bajas).

Los autores también describen una tendencia a la continentalización, es decir, la amplitud térmica diaria se está incrementando. Este aumento de la diferencia entre temperaturas máximas y mínimas diarias se debe principalmente al aumento de las temperaturas máximas. Igualmente, los cambios registrados no se distribuyen igual a lo largo del año, concentrándose en los meses de primavera y verano (especialmente en junio).

Otros estudios como los de Millan et al. (2005) indican que este cambio está asociado a ciertos cambios en el régimen de precipitaciones en esta región. Más concretamente, se ha detectado una disminución de precipitaciones procedentes de frentes atlánticos y de situaciones convectivas (tormentas de verano), y se han incrementado las precipitaciones asociadas a frentes fríos con aporte de humedad del mediterráneo (“gotas frías”). Esto supone una importante reducción de las precipitaciones veraniegas en zonas de montaña y contribuye a agravar los problemas hidrológicos al ser menos efectivas las precipitaciones de las gotas frías (ya que se producen más cerca de la costa y no en las cabeceras de los ríos). Los efectos más patentes se están produciendo ya en los ecosistemas de montaña, que precisamente son de gran valor ecológico en la región.

Precisamente estos resultados van en la línea del informe sobre escenarios de cambio climático de AEMET, que indica un aumento entre 2 y 6ºC (según escenarios), concentrados en las temperaturas máximas de los meses de primavera y verano. Cualquiera que esté en relación con el medio agrícola, ganadero o forestal puede comprender las consecuencias nefastas que tendrían estas previsiones, en caso de producirse, sobre nuestras producciones agrarias y nuestros ecosistemas.

mapa

Si el medio agroforestal contribuirá al cambio climático o será parte de su solución, está por ver. Lo que sí está claro, es que el sector agroforestal español se verá expuesto y padecerá en gran medida los efectos que el cambio climático ocasionará en nuestro país. Es decir, probablemente en las próximas décadas nos moveremos en un escenario que deberá combinar esfuerzos importantes tanto de mitigación como de adaptación.

Por último, creo que es esencial que en Remedia mantengamos un seguimiento de este tipo de estudios, y añadir razones de peso a nuestro argumentario para la divulgación a la sociedad, y sobre todo a los lugares donde se están tomando decisiones.

Autor de la entrada: Salvador Calvet Sanz

Instituto de Ciencia y Tecnología Animal

Universitat Politècnica de València

Basado en los siguientes artículos:

 Pérez, J. J. M., Navarro, M. J. E., & Cantos, J. O. (2015). Statistical downscaling and Attribution of air temperature change patterns in the Valencia region (1948-2011). Atmospheric Research.

 Millán, M., Estrela, M.J., Miró, J.J., 2005. Rainfall components: variability and spatial distribution in a mediterranean area (Valencia Region). J. Clim. 18 (14), 2682–2705.

IMG_2160

Aquí estamos todos los que estuvimos en REMEDIA2015 (Salvador está atrás del todo)

Más fotos del evento en este link

Pronto detallaremos cómo colaborar en el proyecto Mitigando ConCiencia y Alimentación: Programa de Actividades para la Divulgación de la Ciencia del Cambio Climático en el Sector Agroalimentario Español”, apoyado por la Fundación Biodiversidad y Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. 

logo color

 

logo

CLICK AQUÍ PARA HACERTE SOCIO DE RED REMEDIA

SIGUENOS EN TWITTER, LINKEDIN , Youtube  y FACEBOOK

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s